25 de noviembre de 2022
TDAH: Causas y síntomas

TDAH: Causas y síntomas

Al hablar del TDAH, estamos halando de un trastorno por déficit de atención con hiperactividad y nos referimos a un problema de salud mental, que de forma general aparece en la infancia, casi siempre después de los siete años y que en realidad, se clasifica concretamente como un trastorno de conducta.

El síntoma primario es un exceso de hiperactividad, es decir, niños que tiene mucha actividad física, que son impulsivos y a los que les cuenta sostener su atención en una única cosa por varios minutos. 

Esto hace que nuestros niños presentes problemas de conducta y escolares, así como en sus relaciones personales. Por eso, a continuación, te vamos a mencionar las causas y síntomas del TDAH.

Eso sí, recuerda que esto no sirve para realices tú un diagnóstico, para ello debes acudir a profesionales o tener una formación adecuada. Para estos casos, te recomendamos a Estimulación Cognitiva, quienes pueden brindarte la formación necesaria y todo el apoyo que necesitas.

Esto gracias a que cuenta con alianzas con el ECG Instituto del Cebrero y el ECG Instituto Alzheimer y Demencias. Ponte en contacto con ellos a través de su correo electrónico [email protected] o a su WhatsApp 677618962.

¿Cuáles son las causas TDAH?

La mayoría de los estudios apuntan a que existe un componente genético, en el sentido de que hay más de un 70% de posibilidades de que una persona que ya padezca el trastorno lo herede a sus hijos.

Sin embargo, al ser un trastorno de la conducta, juegan un rol importante los ambientes familiares y el entorno social, ya que los hogares con familias poco estructuradas y las relaciones conflictivas hacen que aparezcan los síntomas del trastorno.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH?

Antes de mencionarte todo esto, debes saber que cualquier persona en un momento de su vida puede presentar el TDAH y que las dos condiciones básicas de su diagnóstico, más allá de los síntomas, es que: a) todos los síntomas se manifiesten en ambientes diferentes donde el niño o persona interactué y que sea de forma prolongada y b) que coexistan varios síntomas entre sí, no sólo un par de forma aislada. 

TDAH con hiperactividad-impulsividad

  • Estado excitación continua.
  • Habla mucho en situaciones donde debe permanecer en silencio. 
  • Se muestra inquieto en clase y le cuesta mucho permanecer sentado. 
  • No puede mantenerse tranquilo mientras juega.
  • En situaciones en las que debe mantener una actitud de espera, no para de moverse, saltar y correr.

TDAH con falta de atención

  • No logra mantener su atención en las actividades.
  • Suele olvidar detalles de las actividades que debe realizar.
  • El mínimo estímulo externo lo distrae.
  • No culmina las actividades, sino que empieza una y luego pasa a la siguiente.
  • Tiene problemas para mantener la atención en cualquier actividad que esté realizando.
  • Le resulta en extremo difícil organizarse.
  • Se le pierden las cosas que requiere para poder hacer las cosas.
  • Se muestra ausente al momento en que le están hablando. 

Para finalizar, es necesario que recuerdes que aparte de estas dos clasificaciones, está el TDAH combinado, en el cual, como su nombre indica, convergen síntomas de ambos tipos. Y tú ¿conoces a alguien que tenga TDAH? Sí es así, cuéntanos cómo es tu experiencia.