Lun. Abr 5th, 2021

La correa de distribución es una pieza muy importante en el motor porque se encarga del funcionamiento del mismo. En todo caso, si necesitas repuestos para tu coche a un bajo coste te invito a visitar www.desguacesgranada.com, y allí encontrarás todo lo que estás buscando.

Pero, puede que no sepas cuándo es el momento ideal para que se haga el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo este post, porque he reunido algunos consejos prácticos para saber cuándo es el mejor momento para cambiarla.

Momentos para hacer el cambio de la correa de distribución

Esta es una pieza delicada en tu motor y para cambiarla debes llevar el coche a un taller especializado porque es muy difícil de hacerlo. Para saber si debes cambiarla fíjate en lo siguiente:

Pérdidas de tensión

Cuando realizas una reparación por tu cuenta o llevas el coche a un mecánico inexperto puede presentarse esta situación. La correa de distribución debe mantener siempre la tensión para que pueda funcionar de una forma óptima.

Si la correa se llega a aflojar y pierde su tensión, será indispensable que realices el cambio inmediato de la misma. Esto debido a que la correa no podrá recuperar su tensión bajo ninguna circunstancia y por consiguiente no volverá a funcionar.

Fugas en el motor

Las fugas en el motor son algo básico que debes tener en cuenta, en especial porque son bastante comunes. Por lo general, estas fugas se producen debido al desgaste que producen los líquidos calientes como el aceite o el líquido refrigerante cuando circulan por las mangueras.

Debes asegurarte de reparar cualquier tipo de fuga una vez que sea detectada para evitar que se convierta en un problema mayor. Una vez reparada, debes asegurarte de revisar la correa de distribución para que puedas saber si ha sido afectada y debes cambiarla cuanto antes.

Kilometraje

El kilometraje es algo fundamental que debes tener en consideración, en especial porque la correa de distribución tiene una durabilidad limitada. En todo caso, los fabricantes recomiendan que se cambie cada 100.000 kilómetros para garantizar su funcionamiento.

Nunca debes conducir con una correa de distribución desgastada, porque esta podría romperse en funcionamiento. Si esto llega a suceder, la correa podría causar graves daños al motor, lo que llevará a que se reduzca la vida útil de tu motor, o incluso que quede irreparable, por lo cual es mejor cambiarla cuando sea necesario.

empresas.org.es

Por andres