Conducir un todoterreno no es juego

Conducir un todoterreno no es juego

23 julio, 2020 Desactivado Por andres

Para conducir cualquier tipo de vehículo la norma básica que debe mantener como prioridad es la prudencia, mucho más si se trata de un todoterreno (TT). Cuando se circula en el campo con frecuencia se consiguen diversas situaciones, como tener que hacer vadeos, subir y bajar pendientes, entre otras circunstancias, para las cuales es preciso valorar adecuadamente el escenario para no exponerse al peligro.

Al encontrarse con obstáculos que sean demasiado retadores para las capacidades del TT o del conductor, es preferible abstenerse de intentar superarlo. Existen ciertas normas básicas que son de gran utilidad para la conducción al salir de off road:

Sujeción del volante: los dedos deben mantenerse hacia el lado de afuera del volante. De esa manera evita dañarse las manos si un obstáculo le obliga a girar de forma brusca.

Atascos: cuando el TT se atasca, insistir en salir acelerando solo podría empeorar la situación. Lo más recomendable es bajar un poco la presión de los neumáticos, o ayudar al coche con piedras o tablas para darle un punto de apoyo firme a las ruedas.

Transmisión: no engrane la reductora mientras el vehículo esté en marcha, debido a que dañaría la transmisión. De cada modelo de coche dependerá la manera en que se active la tracción; mientras que para algunos conductores basta con disminuir la velocidad, otros precisan de bajarse del todoterreno.

Freno motor: en variadas ocasiones será indispensable no frenar con el pedal, además de que es menos desgastante para el sistema de frenos, se recalentará menos. Es una acción común entre vehículos de gran peso, y aunque un todoterreno no lo es tanto como para entrar en esa categoría, es una de las mejores formas de acortar velocidad en las situaciones y terrenos por los que suele circular.

Obstáculos: los golpes en los bajos del coche pueden ser muy dañinos, lo más prudente es que al encontrarse con un impedimento en el camino evalúe bien si es posible superarlo. Si no se está convencido sobre si lo abordará o no, es preferible incluso bajar del vehículo o no arriesgarse y buscar la manera de eludirlo.

Embrague: los TT deben utilizar lo menos posible el embrague, sobre todo al conducir por el campo para evitar patinar, de igual forma cuando se tienen que pasar pendientes; y si el motor se cala, es mejor volver a encenderlo. El uso del embrague sin medida podría ocasionarle problemas que paralicen al coche, y si ocurre en un lugar difícil de acceder se agrava la situación.

El sentido común, no confiarse y ser precavido, es la forma ideal de transitar con un vehículo, y mucho más si es un TT. Mantenerlo a tono para que pueda responder correctamente a los requerimientos de conducción, también es prioridad; consultando una web de desguaces de 4×4 no será necesario acabarse el presupuesto y lo mejor es que puede hacerlo desde su casa.