Publicar un libro, una experiencia a compartir

Las personas a quienes les apasiona escribir, por lo general, tienen infinidad de manuscritos para dar a conocer, debido a que piensan que la tarea de publicar un libro es casi más complicada que la de escribirlo. Es bien cierto que en las dos fases existen complicaciones y dificultades, pero para ambas hay que investigar, tener paciencia y ser perseverante para logar el objetivo final, y sin desanimarse ante las múltiples posibles negativas que reciben los escritores principiantes cuando comienzan su carrera.

Quizás desde pequeño ha sentido inclinación por la escritura y en muchas ocasiones redactó cuentos para los amigos, quienes quedaban impresionados y siempre le pedían que les contara esas historias que inventaba. Sin querer desarrolló la técnica y emprendió esa ruta difícil, pero a la vez excitante, ahora a publicar para dar a conocer el ingenio que posee. Así sean cuentos infantiles, de ficción o técnicos, la idea es dar a conocer eso que desea.

Sin embargo, es conveniente aclarar que debe focalizarse en el estilo a usar para que cuando deba investigar los pasos a seguir para publicar libro online, las actividades a realizar puedan ser concretas y no tenga que invertir un tiempo que a la larga que considerará perdido. Antes de recorrer este camino tiene que realizar una revisión exhaustiva de lo escrito, esto le parecerá muy complicado porque es volver a leer otra vez, las ideas plasmadas y quizás ya no le parezcan apropiadas. Lo recomendable en estos casos es hacer lo siguiente:

  • Atrapar al lector, los temas que más apasionan y deslumbran son las de espías, misterio, entre otros debido a que causan adicción. No se preocupe, hay para todos los gustos, lo primordial es que se ocupe de que sea lo más fascinante posible. Asegúrese de que el lector quede enganchado desde el principio y quiera leer hasta finalizarlo.

  • Si se está iniciando en este camino no exagere y elimine frases inútiles. La mayoría de las editoriales no aceptan los manuscritos exageradamente extensos que no se centren en la historia en sí misma. El objetivo es que el lector entienda con claridad el mensaje a transmitir.

  • Tras terminar la parte de redacción conviene tomar la decisión sobre si acudir a un agente literario o no. Se aconseja esta opción en el caso de los escritores noveles que no tienen experiencia en el sector para negociar las condiciones del contrato con http://www.difundiaediciones.com/ para publicar un libro.

Esta entrada fue publicada en libros. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *